lunes, 29 de septiembre de 2008

MARTIN R.

No quiero tus letras, no quiero tus balas. No quiero culpas, no quiero esta nada.
No quiero balances, no quiero repasos, no quiero mañanas. No quiero excusas, ni tiempo, ni perdón. No quiero mas intentos, ni futuros ni ojala.
Te devuelvo todos los años, todos los sueños, todo lo que logramos y no. Te devuelvo tanta vida regalada. Te devuelvo la sangre, y la esperanza (esta un poco golpeada). Te lo dejo todo, salvo estas pocas cosas:
-el 10 de octubre , todos los 10 de octubre desde aquí y hasta la muerte.
-el "hermosa" que me dijo tu mirada, esa noche de pingüinos y blancos, y luces radiantes.
-la música interminable de los viajes, de tantos viajes a ninguna parte y a todos los lugares.
-ese rezo colectivo a viva voz y amor de los tres, esos abrazos y ese descansar profundo.
Te dije que era poco lo que yo pedía, y creo que te mentí. Te dije que era fácil, y definitivamente te mentí. Hoy nada más te digo SE FELIZ.
Te esperan otros caminos, otra historia, otro fin.

1 comentario:

El Chonchis dijo...

Quien pudiera retener esa mirada, si vos pudieras regresar el tiempo atras, diria con el alma que aqui vive el sentimiento que nos une para siempre.
Si yo pudiera confesar cuanto te extraño que soy el mismo que te dio su corazon,que no quiero acostumbrarme a vivir este destino sin tu amor.
Sin tu amor ya no sonrien las mañanas, sin tu amor no se por donde sale sol y las noches se hacen muchos mas lejanas.
Si yo pudiera te diria tantas cosas, despues de todos los silencios que perdi.
Yo no he cambiado tanto y mis sueños aun esperan por tu amor.
Sin tu amor soy un manojo de recuerdos, soy la sombra de lo que algun dia fui.
Sin tu amor la habitacion es un exilio de ilusiones para mi...