miércoles, 22 de junio de 2011


LOS CUERPOS
( El cuerpo humano es la estructura física y material del ser humano)

Se miran, se buscan. Se gustan, se encuentran.
Se rozan, se tocan, se prueban.
Se palpan, mojan, se enredan.
Se unen, se exigen, se entregan.
Se vierten, se acaban, se agotan, se apagan.
Se despiden, se alejan...




http://3.bp.blogspot.com/_y788YSA5C0Q/SdlPjLBbsDI/AAAAAAAABXc/EAVk84P3Fh8/s400/Dos+cuerpos.jpg

martes, 7 de junio de 2011

QUE VA A SER...

Que va a ser de nuestras vidas, me pregunto.
Y en mi mente trazan vuelo las palabras de Serrano, recordando eternamente esas muchachas que quiso allá y a lo lejos. Y yo no quiero recordarte mas, no quiero sentir la carga de tu vida y de lo que habríamos sido juntos. Del hoy que no habitas a mi lado, de este día a día sin tu mirada siquiera.Esa desazón de futuro, ese nosotros que no nos abarca, esa prolongación trunca.
El fracaso es un sacudón al ego, a la perspectiva óptima de nosotros mismos. Nos desnuda y nos empequeñece. Nos dice que somos carne y nervios y sangre y lagrimas. Nos pierde de lo que creíamos ser, para mostrarnos lo que somos, sin mentiras ni verdades a medias. El fracaso nos pone de cara con nosotros mismos, sin que medien proyectos o esperanzas.
Con vos he usado los colores primarios de mi alma y los secundarios, las luces y las sombras. Vos caminabas dentro mio por senderos desconocidos hasta para mi, me hacías creer, y alguien que tiene fe, puede con todo...
Yo no te acuso, Martín, no podría. Nada mas duele, y creo que vos podes entender de lo que hablo. Desparramar estas ideas con nombre y firma no cambia una realidad que convive conmigo, no hilvana armoniosos los recuerdos, ni repara el daño causado por los hechos y las palabras (BENDITAS LAS PALABRAS) que como dagas certeras, afiladas y venenosas tantas veces se clavaron en tu espíritu y viceversa.
Yo te quiero, Martín, voy a hacerlo siempre. En medio de tantas equivocaciones rescato el amor intacto,ajeno a vos y a mi, puro en su forma y todo su concepto. Amo tu persona por encima de mis pretensiones y mis expectativas. Te amo así, porque así me has enseñado, porque así te he aprendido.
Que va ser de nuestras vida, me pregunto. Y te lloro desde el exilio de tu sombra, sabiendo con certeza plena, de que lejos mio, la felicidad está a tu alcance.
Que va a ser, me pregunto, que va a ser...