martes, 23 de septiembre de 2008

TE LLAME...

Lo que duele de tu ausencia es la impávida percepción de que ésta existe. Duelen esas horas que siempre estuvieron vacías y que solo las llené con tus recuerdos. Duelen los días que se suceden rutinarios y sin contemplaciones, duele este plan del universo que sigue funcionando sin vos.
Lo que duele de tu ausencia es esta presencia con que me acompaña, esta obstinada idea de hacer que te olvide, esta lenta y lúgubre agonía.
Duelen las dos mil llamadas y nunca tu eco del otro lado.

1 comentario:

El Chonchis dijo...

TAL VEZ EL AMOR NO SEA TAN GRANDE
COMO UNO SUELE A VECES IMAGINAR.
Sencillamente simpre fuiste la vela que me emujo hasta el mar abierto.Siempre fuiste mi debe y haber en mis aciertos.
Eras la exata dimension de mis retablos.
A la deriba si no pudiera refugiarme en tu mirada.
Navegaria mi razon Incontrolada.
A la deriva sin timon a la deriva...
Seria un milagro si yo encontara esos versos todavia...